Imagen de Que es una síntesis y algunos ejemplos

Que es una síntesis y algunos ejemplos

Qué es una síntesis y algunos ejemplos

 

A lo largo de la vida de estudiante, te has enfrentado a tener que elaborar resúmenes y síntesis de texto, pero te has preguntado ¿cómo es una síntesis?

 

Vamos a empezar definiendo que es síntesis de un texto. El origen de la palabra síntesis proviene del latín synthesis, y significa “composición o arreglo”. Existen diversas interpretaciones y usos del término síntesis, no obstante, en el ámbito académico y escolar, la síntesis de un texto es un escrito que reúne de forma breve los conceptos e ideas principales, es decir, colocar en un texto las palabras y conceptos más importantes del libro, artículo, lectura, etc.

 

Síntesis; ¿cómo se hace?

 

Si te preguntas como empezar una síntesis, la respuesta es muy fácil; primero necesitas leer tu texto, artículo o libro con mucha atención para lograr captar las ideas principales, es decir, los conceptos e ideas más importantes. Una vez que hayas encontrado esta información tienes que interpretarlo con tus propias palabras para desarrollar un texto nuevo sin cambiar la esencia del texto principal, no obstante, existen herramientas que realizan este procedimiento y Parafrasist.com es la mejor opción para hacerlo.

 

Parafrasist.com una herramienta que resume y parafrasea textos completos en cuestión de segundos. Esta página es una de las herramientas más utilizadas por estudiantes, profesores y profesionales, pues realiza síntesis online de textos completos en muy poco tiempo, lo que te ayudará a concentrarte y aprovechar al máximo tu tiempo de estudio.

 

Para qué sirve hacer una síntesis

 

Las síntesis de texto son una técnica de estudio muy efectiva, pues tiene beneficios de mayor retención de información, jerarquización de ideas, reducción en la cantidad de las palabras, mejor análisis de la información y mayor memorización de contenido.

 

Síntesis ejemplo

A continuación de dejamos un ejemplo de síntesis que puedes realizar en Parafrasist.com

 


Texto original

 

La primera máquina de vapor rudimentaria fue la eolípila creada por Herón de Alejandría, un matemático e ingeniero griego en el Egipto romano del siglo I.1​ En la máquina de vapor se basa la Primera Revolución Industrial que, desde fines del siglo XVIII en Inglaterra y hasta casi mediados del siglo XIX, aceleró portentosamente el desarrollo económico de muchos de los principales países de la Europa Occidental y de los Estados Unidos. Solo en la interfase que medió entre 1890 y 1930 la máquina a vapor impulsada por hulla dejó lugar a otros motores de combustión interna: aquellos impulsados por hidrocarburos derivados del petróleo.Muchos han sido los autores que han intentado determinar la fecha de la invención de la máquina de vapor. Desde la recopilación de Herón hasta la sofisticada máquina de James Watt, son multitud las mejoras que en Inglaterra y especialmente en el contexto de una incipiente Revolución Industrial en los siglos XVII y XVIII condujeron sin solución de continuidad desde los rudimentarios primeros aparatos sin aplicación práctica a la invención del motor universal que llegó a implantarse en todas las industrias y a utilizarse en el transporte, desplazando los tradicionales motores, como el animal de tiro, el molino o la propia fuerza del hombre. Jerónimo de Ayanz y Beaumont, militar, pintor, cosmógrafo y músico, pero, sobre todo, inventor español, registró en 1606 la primera patente de una máquina de vapor moderna, por lo que se le puede atribuir la invención de la máquina de vapor. El hecho de que el conocimiento de esta patente sea bastante reciente hace que este dato lo desconozca la gran mayoría de la gente.

 

 

Texto procesado en Parafrasist.com

 

La primera máquina de vapor rudimentaria ha sido la eolípila engendrada por Herón de Alejandría, un matemático e ingeniero griego en el Egipto romano del siglo I.1​

 

 En la máquina de vapor se inspira la Primera Revolución Industrial que, a partir de objetivos del siglo XVIII en Inglaterra y hasta casi mediados del siglo XIX, aceleró portentosamente el desarrollo económico de varios de los primordiales territorios de la Europa Occidental y de USA.

 

 A partir de la colección de Herón hasta la sofisticada máquina de James Watt, son muchedumbre las mejoras que en Inglaterra y en especial en el entorno de una incipiente Revolución Industrial en los siglos XVII y XVIII condujeron sin solución de continuidad a partir de los rudimentarios primeros artefactos sin aplicación práctica a el invento del motor mundial que alcanzó implantarse en cada una de las industrias y a utilizarse en el transporte, desplazando los clásicos motores, como el animal de tiro, el molino o nuestra fuerza de las personas. Jerónimo de Ayanz y Beaumont, militar, pintor, cosmógrafo y músico, sin embargo, más que nada, desarrollador español, registró en 1606 la primera patente de una máquina de vapor actualizada, por lo cual se le puede atribuir el invento de la máquina de vapor.